Imagen

Contentos y agradecidos con lo que tenemos

Contentos y agradecidos con lo que tenemos

¿Por qué ellos tienen y nosotros no? Es lo que el enemigo quiere que nos preguntemos día si y día no. El mundo nos distrae con el anhelo de tener, tener y tener más, el enemigo nos invita a codiciar y ambicionar lo que otros tienen y que nosotros vemos muy lejos de alcanzar. Pero ¿qué dice Dios? Nuestro Padre conoce de qué tenemos necesidad y nos invita a vivir conformes y agradecidos con lo que él nos ha dado. Dios no nos invita a ser conformistas, ¡cuidado! No nos invita a quedarnos quietos en el lugar que estamos, él nos invita a esforzarnos y trabajar, pero no a vivir contemplando con codicia el progreso de otros sino a esforzarnos y a depender de él porque confiando en él se abrirán las compuertas de los cielos y hará prosperidad en nuestras familias.

Dios quiere lo mejor para ti y para mí y por eso nos sustenta y bendice con provisiones milagrosas cada día, cada mes, cada año. ¿Recuerdas la última vez que Dios bendijo la economía de tu hogar?
¿La última oportunidad de trabajo y la puerta que Dios abrió para continuar con tus estudios o empezarlos? Dios conoce tus necesidades, a él nada de lo que te ocurre le tiene sin cuidado, antes, todo lo que a ti compete le importa y buscará siempre tu bienestar y el de los tuyos, entonces no temas, no dudes, sigue confiando.

Sigue adelante, firme, confiando sin temer nada porque contigo está y sin desampararte ni un día el dueño del universo, entonces ¿qué te puede faltar?

Ánimo, sigue persistiendo en rectitud, fidelidad, benignidad y honradez. No busques con prisas el hacerte rico y con afán ser el protagonista, no tengas prisa en hacerte rico, no hagas riquezas donde la polilla y el orín corrompen si no haz tesoros en el cielo, para que un día junto a los tuyos y tu Rey puedas disfrutarlos.

Hoy es el día de decir libremente, con gratitud y confianza:
“El Señor es quien me ayuda, no temeré”

Trabajando y sirviendo al mejor de los jefes,
Laura Sánchez.

Anuncios