Esperando en Dios pacientemente

Arte y Diseño para Cristo

Dice la palabra de Dios que la prueba de nuestra fe produce paciencia.

Y no sólo esto, sino también que como hijos de Dios debemos gloriarnos en las tribulaciones, sabiendo que la tribulación produce paciencia; y la paciencia, prueba; y la prueba, esperanza. (Romanos 5: 3 -4)

Dios nos habla de la paciencia en su palabra porque sabe que el hombre por naturaleza es impaciente y quiere tener el control de las cosas. Dios sabe que nos cuesta esperar y confiar. Él sabe que nos apresuramos en conocer y saber el futuro y en el anhelo de controlarlo todo perdemos el tiempo, la fe y la confianza en él. Por eso el Señor nos invita a ser pacientes y a esperar.

Veamos la definición de la palabra, paciencia. El diccionario lo define como la capacidad de padecer o soportar algo sin alterarse. Y después de leer este concepto, pienso quién puede ser el mejor ejemplo de paciencia y no hay ninguna duda, el Señor Jesucristo es y será siempre el mejor ejemplo. Quién dio su vida siendo inocente, quien padeció y sufrió sin tener ninguna culpa por otros y no se cansó ni rindió en ningún momento sino que permaneció fiel al llamado de Dios para salvación de la humanidad. Él fue paciente con nosotros por amor, ahora nos corresponde a nosotros ser pacientes para con los demás en todo momento y tiempo. Misericordiosos y pacientes. Como fue y es él con nosotros.

¿Sabes de que forma se puede esperar mejor sin agotarse? Yo no conozco el secreto pero si que es verdad que sentarse a esperar es mejor porque la espera no se hace agotadora ni nos desgasta. Así que la invitación del Señor hoy es a que nos detengamos un momento y tomemos asiento para esperar en él. ¿Qué esperas?¿Qué pones en manos de Dios el día de hoy mientras te ubicas en la silla y esperas su respuesta? Sentémonos juntos a esperar y practiquemos la confianza en Dios. Si esperamos en él lo mejor llegará. Pero sentémonos y confiemos porque él no nos fallará.

Y ahora, ¿eres paciente, o es un área en la que debes trabajar? No es fácil ser paciente. Reconozco que a mí me cuesta serlo y es una razón por la que oro constantemente y pido al Señor sabiduría. La paciencia requiere un paso de amor, requiere que renunciemos al egoísmo y al orgullo porque es la forma de manifestar nuestro amor, sensibilidad y bondad del corazón para con los demás. Es también un fruto del espíritu, junto a la mansedumbre y al amor. Por eso Jesús nos muestra y enseña que con la paciencia ganaremos nuestras almas, porque él, con paciencia, nos dio vida y salvación. Necesitamos nobleza y humildad para renunciar a nosotros mismos, servir, ayudar y ser pacientes con los demás.

Con vuestra paciencia ganaréis vuestras almas. (Lucas 21:19)

Es un aspecto que debemos trabajar a diario, mejorar y pulir recordando que él nos lo dio todo por amor y se entregó a si mismo pacientemente para rescatarnos. Jesús, siendo hijo de Dios podía haber rechazado morir cruelmente en una cruz por un mundo pecador que no merecía su sacrificio. También pudo haber cambiado el plan de Dios, pensado que habían otras formas de salvar al mundo sin tener que sufrir en carne propia el peso de la culpa de los hombres, pero no lo hizo. Él no se negó a obedecer la voluntad de Dios, sino que se sometió a su voluntad y pacientemente esperó en él, haciéndose rey por la eternidad en una cruz.

Es la lección más bella de humildad, amor, mansedumbre y paciencia jamás contada a lo largo de nuestra historia. Así que hoy, la palabra que el Señor nos da, nos anima a ser pacientes, a esperar en él y practicar la paciencia con los demás, con aquellos con los que más nos cuesta ser amorosas(o), cariñosas(o), justas(o) y sensibles.

Empecemos a ser pacientes y actuemos como Cristo, practicando la paciencia. Gracias a ello, tú yo somos salvos. ¿Qué sería de nosotros si no fuese por la paciencia de Cristo?

Bendiciones y que el Señor encamine nuestros corazones al amor de Dios, y a la paciencia de Cristo.

Trabajando y sirviendo al mejor de los jefes,

Laura Sánchez.

2 comentarios en “Esperando en Dios pacientemente

  1. Hola Laura, Hace mucho he leído tus publicaciones y hoy tomo la iniciativa de escribir que Admiro tu trabajo, antes de conocer de tus publicaciones, estaba pensando en crear una pagina tal y como tu la tienes en donde a travez del diseño e imágenes llegar a las personas con reflexiones y mensajes de parte de Dios, por eso Te Admiro, Bendigo la Obra de tus Manos y tu tiempo, me gustaría preguntarte por interno algunas cosas si pudieras compartirme, saludos

    Le gusta a 1 persona

    • Hola Michael! Gracias por tu mensaje y palabras. Un detalle muy valioso, es la recompensa a este esfuerzo que hago para el Señor. Es muy interesante poner al servicio de Dios y su pueblo los dones y talentos que él nos ha concedido. Así que cuando desees te pones en contacto a través de la página o del perfil de Facebook para que me cuentes un poco y si puedo ayudarte con mucho gusto.
      ¡Saludos y bendiciones!

      Laura Sánchez.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s