No soy perfecto ¡soy cristiano!

¿Cuántas veces he visto a personas decepcionadas de la fe porque los cristianos que conocen y dicen creer en Dios cometen errores y también se equivocan? ¿Cuántas veces he escuchado decir: míralo y dizque “cristiano”?

Hay un deseo bucólico y utópico de encontrar perfección en la iglesia pero lejos de esto, la iglesia no es un sitio de perfección, la iglesia es el mejor ejemplo de un hospital lleno de enfermos que piden sanidad y cura para su mal. Enfermos que reconocen su enfermedad y piden ayuda porque quiere ser sanados y desean ser restaurados.

Es un gran error buscar la perfección en la iglesia, la verdadera perfección existe solamente en Jesucristo y en nuestro Padre que multiplica nuestras fuerzas en su espíritu para ser valientes e imitar el carácter de su hijo y así conseguir vivir una vida victoriosa.

Las personas que buscan a Dios en la perfección del comportamiento de los hombres están equivocadas, porque ningún hombre es santo y menos aún perfecto. No es posible ver a Dios a través del comportamiento y el carácter de un ser humano porque ninguno de nosotros es puro y completamente limpio, ninguno de nosotros ama de la misma forma en que Dios lo hace ni somos movidos a misericordia como lo hace Dios, de esta manera, seríamos un mal referente del significado de Dios.

Hoy me animo a compartir este mensaje porque quisiera dejar claro que un cristiano no es el sinónimo de ángel ni de un ser perfecto. Un cristiano no levita ni hace milagros cada día. Un cristiano es un ser humano que en humildad y arrepentimiento busca a Dios para reconocer su error, y pedir ser cambiado y transformado a la imagen del carácter de Jesucristo. Y una vez vueltos nuestros ojos a Dios, hemos sido revestidos del poder y el amor de Dios en Jesús que nos ha hecho nuevas criaturas pero seguimos siendo humanos, vulnerables y susceptibles al error cada día.

Somos seres imperfectos buscando imitar la perfección del hijo de Dios.

Queremos hacer lo correcto y lo bueno, queremos amar, perdonar, justificar, ayudar, dar y ser sinceros con los demás pero hay una lucha día tras día entre nuestros anhelos humanos y nuestro espíritu inquieto y deseoso de obedecer a Dios. Un cristiano batalla cada día contra el mal, contra la mentira, el engaño del enemigo y las adversidades del mundo en que vivimos. Un cristiano también falla, llora, tropieza, se cae y pierde las fuerzas, pero un cristiano sabe a dónde ir cuando está en el suelo, sabe en quién confiar para reponer sus fuerzas, levantarse y volver a empezar.

Estas palabras que escribo hoy no dan laxitud a la ley de Dios ni tampoco justifican el pecado de un creyente; simplemente, describen a un ser que, habitando un cuerpo mortal y carnal lleno de pasiones y deseos, lucha diariamente para buscar imitar el carácter de Cristo y ser embajador de su reino en la tierra.

Sigamos luchando día tras día para ser mejores personas y pongamos toda nuestra confianza en quien puede hacer posible este anhelo.

Trabando y sirviendo al mejor de los jefes,

Laura Sánchez.

Anuncios

6 comentarios en “No soy perfecto ¡soy cristiano!

  1. Es admirable y loable el trabajo que se esta haciendo aquí, y el deseo de hacer llegar el mensaje de Dios, la Palabra que es de Dios.
    Lo importante es hacer un buen uso de la Palabra con la Palabra misma para no sacarla de contexto.
    Me gusta el ejemplo de que la Iglesia es como un hospital, ya que muchos de nosotros necesitamos ser sanados, salvados, etc.,, por eso el Señor dijo en: Mateo 9:11-13Reina-Valera 1960 (RVR1960)
    Cuando vieron esto los fariseos, dijeron a los discípulos: ¿Por qué come vuestro Maestro con los publicanos y pecadores? Al oír esto Jesús, les dijo: Los sanos no tienen necesidad de médico, sino los enfermos. Id, pues, y aprended lo que significa: Misericordia quiero, y no sacrificio. Porque no he venido a llamar a justos, sino a pecadores, al arrepentimiento.

    Y usando ese ejemplo de un hospital, podemos ver que un enfermo que no sigue al pie de la letra las indicaciones de un doctor, ni toma los medicamentos adecuadamente, no lograra su sanidad, es decir un persona que esta siendo enseñado pero no quiere dar los pasos de obediencia, de igual manera jamás vera una mejoría en su vida. Pero si es posible hablar de la perfección en la vida de un cristiano, si esto no fuera cierto no lo habría dicho el Señor Jesús: Mateo 5:48 Sed, pues, vosotros perfectos, como vuestro Padre que está en los cielos es perfecto. Y mas ampliamente el apóstol Pedro lo dijo: 2 Pedro 1 Reina-Valera 1960 (RVR1960)
    Partícipes de la naturaleza divina
    3 Como todas las cosas que pertenecen a la vida y a la piedad nos han sido dadas por su divino poder, mediante el conocimiento de aquel que nos llamó por su gloria y excelencia,
    4 por medio de las cuales nos ha dado preciosas y grandísimas promesas, para que por ellas llegaseis a ser participantes de la naturaleza divina, habiendo huido de la corrupción que hay en el mundo a causa de la concupiscencia;
    5 vosotros también, poniendo toda diligencia por esto mismo, añadid a vuestra fe virtud; a la virtud, conocimiento;
    6 al conocimiento, dominio propio; al dominio propio, paciencia; a la paciencia, piedad;
    7 a la piedad, afecto fraternal; y al afecto fraternal, amor.
    8 Porque si estas cosas están en vosotros, y abundan, no os dejarán estar ociosos ni sin fruto en cuanto al conocimiento de nuestro Señor Jesucristo.
    9 Pero el que no tiene estas cosas tiene la vista muy corta; es ciego, habiendo olvidado la purificación de sus antiguos pecados.
    10 Por lo cual, hermanos, tanto más procurad hacer firme vuestra vocación y elección; porque haciendo estas cosas, no caeréis jamás.

    Pedro deja ver claramente que hay un progresión, y eso es la naturaleza de Cristo o naturaleza divina en nosotros, tan es así que en el v.9 habla de tener fruto, hay mejoría en el paciente!!!. Y mejor aun porque dice en el v.10, no caeréis jamás, entonces si no caemos JAMAS, no es esto un estado de perfección.
    Pablo también hablo de esto: Colosenses 1:26-28Reina-Valera 1960 (RVR1960)
    el misterio que había estado oculto desde los siglos y edades, pero que ahora ha sido manifestado a sus santos, a quienes Dios quiso dar a conocer las riquezas de la gloria de este misterio entre los gentiles; que es Cristo en vosotros, la esperanza de gloria, a quien anunciamos, amonestando a todo hombre, y enseñando a todo hombre en toda sabiduría, a fin de presentar perfecto en Cristo Jesús a todo hombre;

    Cristo en nosotros!!! Dejando de ser nosotros, y esto no es un sueño utópico, es una realidad en la medida que el enfermo obedezca las indicaciones. a fin de presentar perfecto en Cristo Jesús a todo hombre!!! Cristo formado en nosotros, porque efectivamente somos imperfectos, somos carnales, pero Dios no quiere que lo sigamos siendo, porque ha provisto Su gracia para ser cambiados, transformados, muertos al pecado y a la carne (naturaleza adámica, viejo hombre, o vieja naturaleza) (Ro. 6:11)

    Cierto es una triste realidad somos pecadores, imperfectos, y si seguimos siendo imperfectos es porque no hemos querido avanzar, no hemos querido obedecer, pero Dios quiere hacer nuevas creaturas y por eso ha provisto de esperanza para todo aquel que la quiera tomar!!!

    Me gusta

    • ¡Hola Aigle! Gracias por tu reflexión. Como dice la palabra de Dios es cierto que somos perfectos y nuevas criaturas, pero no porque hayamos algo para serlo, es por su gracia, amor y misericordia que alcanzamos la perfección.

      Nuestra obediencia nos hace perfectos. Cuando hacemos la voluntad del padre, somos perfectos. Cuando resistimos las obras de la carne y confesamos nuestros pecados, somos perfectos. Pero no olvidemos que el único perfecto es Jesús y que en su sacrificio nos concedió entre otras cosas, el perdón, la restauración, la justificación, la salvación y el ser hallados en gracia y perfección delante de Dios.

      Este texto pretende hacernos entender que el hecho de ser cristianos no nos hace perfectos y es una pena ver cuantas personas se alejan o se pierden la oportunidad de conocer al verdadero Dios, por poner sus ojos en el comportamiento y carácter de un creyente, por eso es bueno recordar que no somos perfectos y somos vulnerables al error como los demás, la única diferencia es que sabemos a quién ir para enfrentar las pruebas y tentaciones de la vida y vivir una vida victoriosa.

      Gracias por tu participación. ¡Bendiciones!

      Me gusta

      • Primero gracias a Dios por un sitio como este, que se pueda hablar de la Palabra de Dios.
        Mi comentario no tiene por intención contrarrestar lo primero, una disculpa si hizo pensar lo contrario, mas bien un complementación, ya que si es cierto que la gente tenga el error de pensar que un cristiano debería ser perfecto, y por lo mismo se vuelve objeto de señalamiento y rechazo, de hecho la mayoría de las personas que lo ven así, son personas que han dejado los caminos del Señor por ofensas y en esto lleva el señalar a tal o cual persona y por lo mismo tal o cual congregación y sumados a estos los que no se han acercado a los caminos del Señor y pues también les sirve de pretexto este argumento
        Pero es una responsabilidad en cierta medida valida, porque si bien es cierto la imperfección existe, es bueno hacerles saber aquellos con la idea errónea, que Dios puede hacer un cambio en las vidas de las personas, y para los que siguen en los caminos pero aun fallando, que hay una esperanza de que si es posible, con Dios todo es posible, pero es una responsabilidad tomar las medidas para llegar a donde Dios quiere, porque la Palabra nos advierte en varias ocasiones como en Hebreos 12:1 [ Puestos los ojos en Jesús ] Por tanto, nosotros también, teniendo en derredor nuestro tan grande nube de testigos, despojémonos de todo peso y del pecado que nos asedia, y corramos con paciencia la carrera que tenemos por delante. Dentro de los componen la nube de testigos están los que no creen o lo que se han alejado por razones varias.
        No debemos por nuestra causa traer ofensa al nombre de Cristo porque cuando somos señalados erróneamente, pero es ofendido el nombre de Cristo, y muchas veces por nuestra negligencia o irresponsabilidad (leer Hebreos 10:26-39)

        Por ultimo, decir que ambos casos, tanto para los que señalan, como para los que caminan pero fallando, hay un esperanza, para dejar a tras lo que hemos sido para ser lo que Dios quiere que seamos.

        2 Corintios 5:17
        De modo que si alguno está en Cristo, nueva criatura es; las cosas viejas pasaron; he aquí todas son hechas nuevas.

        Apocalipsis 21:5a
        Y el que estaba sentado en el trono dijo: He aquí, yo hago nuevas todas las cosas.

        Gracias, que Dios los bendiga!

        Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s